Home
Departamento
Autoridades
Consejo
Historia
Memoria
Institutos
Concursos
Novedades
Homenajes
Enlaces
Seguridad
Webmail
Mapa del Sitio
Docencia
Carreras
Areas
Asignaturas
Docentes
Divulgación
Ambitos de Estudio
Seminarios
Posgrado
Investigación
Extensión
Servicios
 
Georges Köhler Bernardo Houssay Robert Bruce Merrifield Jonas Salk Daniel Bovet Alexander Fleming Ilya Ilyich Metchnikov Paul Ehrlich Max Theiler Hans Krebs César Milstein Kary Mullis Santiago Ramón y Cajal Galeno Carl Cori Gerty Theresa Cori Dorothy Crowfood Hodgkin Niels Jerne Martinus Beijerinck Claude Bernard Gerhard Domagk Selman Abraham Waksman Frederick Sanger Paracelso Emil Adolf von Behring Camillo Golgi Susumu Tonegawa Hugh Frederick Wilkins Louis Pasteur Robert Koch Roberto Poljak Severo Ochoa Luis Federico Leloir Francis Harry C. Crick James D. Watson

Haga CLICK sobre el personaje de su interés y conozca su identidad y biografía ...

 

Haga CLICK en los botones y acceda a interesantes hechos históricos ...

ALEXANDER FLEMING ... el ADN: arte, marketing, técnica ...
(Darvel, Reino Unido, 1881-Londres, 1955) Médico y bacteriólogo británico. Estudió en la Universidad de Londres, por la que se licenció en 1906. Fue profesor de bacteriología e investigador de esta universidad, así como del Real Colegio de Cirujanos del Reino Unido. En 1951 fue nombrado rector de la Universidad de Edimburgo. Sus trabajos se centraron básicamente en la búsqueda de sustancias capaces de atacar a las bacterias que afectan al ser humano, con el objetivo de destruirlas sin causar daños al paciente. La primera sustancia de este tipo que descubrió, trabajando en colaboración con Allison, fue una enzima con propiedades antibióticas, llamada lisozima, que está presente en fluidos corporales tales como la saliva o las lágrimas, así como también en la clara de huevo. Sin embargo, el descubrimiento que mayor fama le dio lo efectuó en 1928, cuando, de forma accidental, unos cultivos de estafilococos que estaba preparando se contaminaron con Penicillium notatum, lo cual le permitió observar que alrededor del moho se formaban zonas circulares en las cuales no se detectaba presencia de bacterias. Sus trabajos posteriores lo llevaron a aislar, a partir del moho, una sustancia, a la cual bautizó con el nombre de penicilina, que se caracterizaba por su gran poder antibacteriano, extremo éste que había sido observado con anterioridad, concretamente en 1896, por Duchesne. El descubrimiento de Fleming cayó en el olvido durante décadas, hasta que en el curso de sus investigaciones en la Universidad de Oxford, y debido a la necesidad de disponer de sustancias antibacterianas para mejorar el tratamiento de los soldados aliados heridos durante la Segunda Guerra Mundial, H. W. Florey y E. B. Chain lograron aislar y producir cantidades suficientes de penicilina como para aplicarla a la curación de seres humanos, con lo cual la penicilina se convirtió en el primer antibiótico con aplicaciones prácticas de la historia y se abrió el camino a una auténtica revolución en la medicina del siglo XX. Los trabajos de búsqueda de sustancias con poder antibacteriano, que se desarrollaron tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, se iniciaron con preparados que contenían únicamente un 1 % de penicilina. En 1945 se habían conseguido ya preparaciones cuyas concentraciones eran suficientes para inhibir la actividad bacteriana, aun estando diluidas. La penicilina sería a partir de entonces uno de los antibióticos más utilizados, debido, en gran parte, a su bajísima toxicidad, lo que la hace adecuada en un amplio campo de aplicaciones. El descubrimiento de Fleming le valió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1945, que compartió con el patólogo británico, de origen australiano, H. W. Florey y con el bioquímico británico, de origen alemán, E. B. Chain, los dos científicos que lograron aislar y producir el antibiótico. 
BERNARDO HOUSSAY
(1887-1971) Fisiólogo argentino, n. y m. en en Buenos Aires. Estudió en la Universidad de Buenos Aires, a cuyo cuadro docente se incorporó en 1907 como ayudante, ascendido luego a profesor de fisiología de las facultades de Veterinaria (1910) y Medicina (1919). Después de 1944 fue director del Instituto de Medicina Biológica y Experimental y llevó a cabo investigaciones importantes acerca de las toxinas que producen las serpientes, arañas y escorpiones, así como sobre la regulación endocrina de las secreciones del páncreas. Compartió el premio Nobel 1947 de Fisiología y Medicina con Carl F. Cori y Gerty Cori, esposa de Carl, por su descubrimiento del papel que desempeña en la diabetes una de las hormonas hipofisarias. Escribió, en colaboración con otros autores, Fisiología humana (1951).
CAMILLO GOLGI
(Corteno, actual Italia, 1843-Pavia, id., 1926) Médico y citólogo italiano. Tras estudiar medicina en la Universidad de Pavía, en 1872 entró a trabajar en el pabellón de los incurables de un hospital de la localidad de Abbiategrasso. Pese a la escasez de medios, consiguió notables resultados experimentales entre los que destaca el método de la tintura con nitrato de plata, que revolucionó el estudio en el laboratorio del tejido nervioso. Empleando su método, identificó una clase de célula nerviosa, bautizada con su nombre, dotada de unas extensiones (o dendritas) mediante las cuales conectaba entre sí otras células nerviosas. Su descubrimiento permitió al anatomista Wilhelm von Waldeyer-Haltz plantear la hipótesis, más tarde demostrada por el histólogo español Santiago Ramón y Cajal, de que las células nerviosas son las unidades estructurales básicas del sistema nervioso. En 1876 regresó a la Universidad de Pavía y continuó su detenido examen de las células nerviosas, obteniendo pruebas de la existencia de una red irregular de fibrillas, cavidades y gránulos (denominada aparato de Golgi) que desempeña un papel esencial en operaciones celulares tan diversas como la construcción de la membrana, el almacenamiento de lípidos y proteínas o el transporte de partículas a lo largo de la membrana celular. Entre 1885 y 1893 se dedicó al estudio del paludismo, obteniendo, entre otros, resultados tan importantes como la distinción entre el paludismo terciano y cuartano en cuanto patologías provocadas por dos especies diferentes de un mismo protozoo parásito denominado Plasmodium, y la identificación del mencionado acceso febril como originado por la liberación por parte de dicho organismo de esporas en el flujo sanguíneo. En 1906 compartió con Ramón y Cajal el Premio Nobel de Fisiología y Medicina.
SUSUMU TONEGAWA
(1939- ) Inmunólogo japonés, n. en Nagoya. Se licenció en ciencias químicas en la Universidad de Kyoto en 1963 y fue doctorado en biología por la Universidad de California, en San Diego (EE.UU.), en 1969. Aquí permaneció hasta su ingreso en el Instituto Salk. En 1971 marchó a Suiza para trabajar en el Instituto de Inmunología de Basilea en la producción de anticuerpos. En 1981 regresó a Estados Unidos como profesor en el Instituto de Tecnología de Massachusetts. En 1987 recibía el premio Nobel de Fisiología y Medicina por sus descubrimientos en el mecanismo del sistema inmunológico (SI),que controla millones de células especializadas en la defensa del organismo contra diversos tipos de microorganismos, como las bacterias y los virus, y contra las células cancerosas y contra los tejidos u órganos trasplantados, a los que el organismo considera extraños. Los elementos de los microorganismos a los que deben enfrentarse los anticuerpos se llaman antígenos, su número es de centenares de millones y cada uno de ellos tiene una estructura específica, que los anticuerpos deben ser capaces de identificar para desencadenar el contraataque.
CESAR MILSTEIN
(Bahía Blanca, Argentina, 1927) Bioquímico argentino. Doctorado en química en 1957 por la Universidad de Buenos Aires, se le debe una técnica que permite obtener grandes cantidades de anticuerpos monoclonales. En 1966 ingresó como investigador en el laboratorio de bioquímica de la Universidad de Cambridge, de cuya unidad de química de proteínas y ácido nucleico fue nombrado director. En colaboración con George Köhler logró, en 1975, la fusión de un linfocito B con una célula cancerosa, con lo cual obtuvo una nueva célula, un hibridoma, que mantiene la capacidad del linfocito para producir anticuerpos y permite cultivar la célula cancerosa indefinidamente. En 1984 le fue otorgado el premio Nobel de Fisiología y Medicina, que compartió con N. Jerne y G. Köhler.
CLAUDE BERNARD
(Saint-Julien, 1813-París, 1878) Fisiólogo francés. Es el máximo representante de la fisiología francesa del s. XIX. Con él, la fisiología pasó de ser una colección de hechos, tal como la interpretara Magendie, a una «ciencia de fenómenos vivientes». Sus trabajos versaron sobre la regulación nerviosa de la secreción salival, la digestión pancreática y la función glicogénica del hígado. Descubrió la inervación vasomotora y creó el concepto de secreción interna. Realizó también aportaciones a la farmacología experimental.
JAMES D. WATSON
(1928- ) Bioquímico y genetista norteamericano, n. en Chicago (Ill.). Tras graduarse en zoología por la Universidad de Chicago (1947) y doctorarse por la Universidad de Indiana (1950), donde se interesó por los efectos producidos por los rayos X sobre la multiplicación de los bacteriófagos, James Dewey Watson prosiguió sus estudios en el Consejo Nacional de Investigación de Copenhague (1950-51), donde se realizaban investigaciones sobre la estructura de las grandes moléculas biológicas. En un simposio celebrado en Nápoles en 1951, Watson tuvo un encuentro con Wilkins y vio por primera vez el modelo estructural del ADN (ácido desoxirribonucleico) obtenido con la técnica de difracción de rayos X, lo que le llevó a interesarse por la química estructural de los ácidos nucleicos. En Cambridge colaboró con Crick en la investigación de la estructura del ADN y en 1953 adelantó que los componentes esenciales de este ácido -cuatro bases orgánicas- debían estar enlazados por pares: adenina con timina y guanina con citosina. Así pudo postular con Crick el modelo molecular de doble hélice para el ADN, en que una molécula podía duplicarse, puesto que las dos cadenas de la hélice eran complementarias. James Dewey Watson trabajó luego en el Instituto Tecnológico de California, en Pasadena (1953-55) y en la Universidad de Harvard, donde llegó a ser profesor de bioquímica y biología molecular (1961). Finalmente ayudó a descifrar el «código genético» contenido en las secuencias del ADN y descubrió el ARNm (ácido ribonucleico mensajero), que transfiere el código ADN a las estructuras celulares formadoras de proteínas. Por estos hallazgos Watson fue galardonado en 1962, junto con Crick y Wilkins, con el premio Nobel de Medicina y Fisiología. Ha publicado Molecular Biology of Gene (1965) y The Double Helix (1968). En 1968 pasó a dirigir el Laboratorio de Biología Cuantitativa en Cold Spring Harbor (Long Island, N.Y.).
DANIEL BOVET
(1907-1992) Farmacólogo italiano de origen suizo, n. en Neuchatel y murió en Roma. Estudió en Ginebra y París y trabajó en el Instituto Pasteur de esa ciudad (1929-47) y en el Instituto Superior de Sanidad de Roma (1947-64). En 1957 obtuvo el premio Nobel de Medicina por sus trabajos sobre antihistamínicos y anestésicos, éstos a base de curare sintético.
DOROTHY  CROWFOOD HODGKIN
(1910-94) Química británica, n. en El Cairo (Egipto) y m. en Shiptons-on-Stour. Estudió en el Somerville College y se doctoró en la Universidad de Cambridge, donde se especializó en cristalografía, disciplina de la cual fue profesora en la Universidad de Oxford. Entre sus trabajos de determinación de estructuras de sustancias de interés bioquímico mediante rayos X destacan los dedicados a dilucidar la estructura de la vitamina B12, en los que invirtió más de ocho años y que ya son considerados como clásicos. Luego las investigaciones de la doctora Hodgkin y sus colaboradores se encaminaron al calciferol o vitamina D2, al antibiótico gramicidina y a esclarecer la estructura de la insulina. En reconocimiento a sus notables aportaciones en el campo de la química estructural le fue otorgado el premio Nobel de Química de 1964, distinción que hasta entonces sólo se había concedido a otras dos mujeres, María e Irene Curie.
EMIL ADOLF VON BEHRING
(1854-1917) Bacteriólogo alemán, creador de la inmunología como ciencia, n. en Hansdorf, cerca de Breslau (hoy Wroc9aw), y m. en Marburgo. Tras estudiar en Berlín y ejercer de cirujano militar durante 11 años, abandonó en 1889 el Ejército para ingresar como ayudante de Robert Koch en el Instituto de Higiene de la Universidad de Berlín. En 1891 se trasladó al Instituto de Enfermedades Infecciosas que dirigía el mismo Koch. En 1894 enseñó en la Universidad de Halle y a partir de 1895 en la de Marburgo. Con el bacteriólogo japonés Shibasaburo Kitasato descubrió la antitoxina del tétanos en 1890. Una semana después hizo públicos los resultados de su trabajo sobre la aplicación del suero contra la difteria, demostrando que el poder de resistencia a la enfermedad no reside en las células del cuerpo, sino en el suero sanguíneo libre de células, trabajo que le valió el primer premio Nobel otorgado en Medicina (1901). En el caso del tétanos y la difteria, Von Behring provocaba la inmunidad con el suero de un animal previamente infectado. Tras nuevos trabajos en Marburgo con otras antitoxinas, introdujo en 1913 un sistema de inoculación, todavía en vigor, capaz de inmunizar a los niños contra la difteria.
FRANCIS HARRY C. CRICK
(Northampton, Reino Unido, 1916- ) Bioquímico inglés. Agregado del Almirantazgo británico como físico militar durante la Segunda Guerra Mundial, mejoró las minas magnéticas. Finalizada la contienda, se dedicó a la biología y trabajó en diversos laboratorios, como el Strangeways Research Laboratory. En 1951, coincidió con el biólogo estadounidense James Watson en la unidad de investigación médica de los laboratorios Cavendish de Cambridge. Utilizando los trabajos de difracción de los rayos X llevados a cabo por Maurice Wilkins, ambos estudiaron los ácidos nucleicos, en especial el ADN, considerado como fundamental en la transmisión hereditaria de la célula. A través de estos estudios llegaron a la formulación de un modelo que reconstruía las propiedades físicas y químicas del ADN, compuesto por cuatro bases orgánicas que se combinaban en pares de manera definida para formar una doble hélice, lo cual determinaba una estructura helicoidal. Así, Crick y Watson pusieron de manifiesto las propiedades de replicación del ADN y explicaron el fenómeno de la división celular a nivel cromosómico. Al mismo tiempo establecieron que la secuencia de las cuatro bases del ADN representaba un código que podía ser descifrado, y con ello sentaron las bases de los futuros estudios de genética y biología molecular. Por este descubrimiento, considerado como uno de los más importantes de la biología del siglo XX, Crick, Watson y Wilkins fueron galardonados con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1962. A partir de 1977, Crick se dedicó a la enseñanza en el prestigioso Salk Institute for Biological Research Studies de San Diego.
FREDERICK SANGER
(1918- ) Químico inglés, n. en Rendcombe (Gloucester). Estudió en Bryanston, se doctoró en la Universidad de Cambridge (1943) y trabajó luego como investigador en el Laboratorio de Bioquímica de la misma Universidad. Durante la II Guerra Mundial, bajo la dirección de A. Neuberger, prosiguió sus investigaciones sobre el metabolismo de algunos aminoácidos. En el Medical Research Council se dedicó a esclarecer la estructura de las proteínas e ideó notables métodos de trabajo, que luego han adoptado otros laboratorios. El ataque de la molécula de una proteína por hidrólisis ácida o por digestión enzimática permite romper su cadena de aminoácidos; por este procedimiento Sanger logró establecer la constitución de las cadenas A y B de la insulina, hormona del páncreas, y más tarde describir la disposición de los puentes de azufre que las unen. Galardonado con las medallas Corday y Morgan, había recibido en 1958 el premio Nobel de Química y en 1980 le fue otorgado de nuevo este galardón, compartido con los norteamericanos Paul Berg y Walter Gilbert, esta vez por su contribución al desarrollo y mejora de métodos de secuenciación de ácidos nucleicos.
GALENO
(Pérgamo, actual Turquía, 129-id., 216) Médico y filósofo griego. El pensamiento de Galeno ejerció una profunda influencia en la medicina practicada en el Imperio Bizantino, que se extendió con posterioridad a Oriente Medio, para acabar llegando a la Europa medieval, que pervivió hasta entrado el siglo XVII. Educado como hombre de letras, a los dieciséis años Galeno decidió orientar su actividad al estudio de la medicina. Con este objeto viajó a Esmirna y finalmente a Alejandría, para regresar de nuevo a Pérgamo en el año 157, donde ejerció de médico de la tropa de gladiadores. En el 162 Galeno se trasladó a Roma, donde pronto se hizo célebre por las curas practicadas a miembros de familias patricias que con anterioridad habían sido desahuciados, así como por el empleo de una elocuente retórica en discusiones de carácter público. Galeno fue médico de los emperadores Marco Aurelio, Cómodo y Septimio Severo, antes de volver de nuevo a Pérgamo, donde murió en el 216. Influido por la doctrina hipocrática, Galeno sostuvo como tesis que la salud del individuo se basa en el equilibrio entre la sangre y una serie de humores conocidos como bilis amarilla, bilis negra y flema. Galeno fue pionero en la observación científica de los fenómenos fisiológicos, y practicó numerosas disecciones, que le permitieron identificar siete pares de nervios craneales, describir las válvulas del corazón, e incluso establecer las diferencias estructurales entre venas y arterias. Asímismo, Galeno logró demostrar que las arterias no transportaban aire, como entonces se creía, sino sangre. Autor de más de trescientas obras, en la actualidad se conservan de ellas, total o parcialmente, unas ciento cincuenta.
GERHARD DOMAGK
(1895-1964) Patólogo alemán, n. en Lagow y m. en Burgberg. Durante algún tiempo enseñó patología, pero más tarde pasó a los laboratorios de investigación de la Bayer, en Elberfeld. Sus experimentos con el colorante prontosil hicieron posible la síntesis de la sulfapiridina, sulfatiazol, sulfadiazina y otras varias sulfamidas. En 1939 fue galardonado con el premio Nobel de Fisiología y Medicina, que rechazó presionado por el gobierno nacionalsocialista alemán. En 1947 aceptó la medalla del Nobel. Entre sus obras destaca Pathologische Anatomie und Chemotherapie der Infektionskrankheiten (Anatomía patológica y quimioterapia de las enfermedades infecciosas, 1947).
HANS KREBS
(Hildesheim, Alemania, 1900-Oxford, Reino Unido, 1981) Bioquímico británico de origen alemán. Estudió en las universidades de Gotinga, Friburgo, Munich, Berlín y Hamburgo. En 1932, en colaboración con el bioquímico Kurt Henseleit, identificó el conjunto de reacciones químicas conocidas posteriormente como ciclo de la urea. Se dedicó a la docencia hasta 1933, año en el que el auge del nazismo le impulsó a abandonar Alemania e instalarse en el Reino Unido, donde trabajó como profesor de bioquímica en la Universidad de Sheffield. Continuó los trabajos emprendidos por Carl y Gerty Cori sobre la fragmentación del glucógeno en el cuerpo y la consiguiente generación de ácido láctico. Al analizar dicho proceso (en concreto, en el músculo pectoral de una paloma), fue capaz de integrar todos los elementos reconocidos del proceso en un único esquema coherente conocido como el ciclo del ácido cítrico o ciclo de Krebs. Éste daba cuenta de la formación de la reserva de energía química de la célula a partir del ácido láctico procedente del catabolismo glucídico y lipídico. Con posterioridad, el también bioquímico F. Lipmann, completaría detalladamente el ciclo. Ambos recibieron en 1953 el Premio Nobel de Medicina. Adscrito a la Universidad de Oxford entre los años 1954 y 1967, entre sus obras cabe destacar Transformaciones energéticas en la materia viva (1957, en colaboración con el bioquímico británico H. Kornberg) y la autobiográfica Recuerdos y reflexiones (1981, con A. Martin). Fue nombrado caballero en 1958 y recibió la medalla Copley de la Royal Society en 1961.
HUGH FREDERICK WILKINS
(1916- ) Biofísico británico, n. en Pangaroa (Nueva Zelanda). Después de estudiar física en el St. John's College de Cambridge, fue investigador ayudante de Randall en el Departamento de Física de la Universidad de Birmingham y se doctoró en 1940 con un estudio sobre la teoría de la fosforescencia en términos de electrones capturados, que aplicó a la mejora de las pantallas de radar. Dedicado luego a la espectrografía de los isótopos de uranio para su uso en bombas atómicas, se trasladó a Berkeley (Calif.) para colaborar en el Proyecto Manhatan. En 1945 volvió a reunirse con Randall, que organizaba estudios biofísicos en la Universidad St. Andrew de Escocia, estudios que se trasladaron en 1946 al King's College de Londres. Aquí se interesó Wilkins por los efectos genéticos de los ultrasonidos y por la espectrofotometría de la radiación ultravioleta de los ácidos nucleicos en las células. Finalmente, se dedicó al estudio de las grandes moléculas biológicas mediante la técnica de difracción de rayos X, con la que descubrió modelos estructurales bien definidos que conducirían a poner de manifiesto la configuración molecular del ADN (ácido desoxirribonucleico) propuesta por Watson y Crick, junto con los cuales fue galardonado con el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1962.
JONAS SALK
(Nueva York, 1914-La Jolla, id., 1995) Fisiólogo estadounidense. Nacido en el seno de una familia humilde, ingresó en la facultad de medicina de la Universidad de Nueva York a los dieciséis años. Tras graduarse en 1939 y obtener plaza de interno en el hospital Monte Sinaí, uno de los más prestigiosos del país, contrajo matrimonio con la psicóloga Donna Lindsey. En 1942 le fue concedida una beca para el estudio de una vacuna contra la gripe que le permitió colaborar con su antiguo profesor y prestigioso virólogo Thomas Francis, entonces en la Universidad de Michigan. En 1947, siendo director del laboratorio para la investigación vírica de la Universidad de Pittsburgh, la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil le propuso unirse a los diferentes equipos que buscaban un remedio para la poliomielitis. En 1952 obtuvo un primer resultado en forma de vacuna trivalente, para la que empleó virus muertos por aplicación de formalina. Tras probarla con animales y una pequeña población de niños que ya habían desarrollado la poliomielitis, los buenos resultados obtenidos animaron a la Fundación a financiar una extensa campaña de prueba que suscitó gran expectación pública. En 1955, anunció que su vacuna había sido probada con éxito y se convirtió de inmediato en un personaje célebre, hasta el punto de tener que dirigirse a la nación, a instancias del presidente Eisenhower, en un mensaje televisado. Con el paso del tiempo, su vacuna acabó por ser sustituida en numerosos países por la más tradicional desarrollada por Albert Sabin, en la cual se empleaban virus vivos de actividad atenuada. En 1963 fundó el Instituto Salk en la localidad californiana de La Jolla, el cual poco después se convertiría en uno de los centros de investigación médica más importantes del mundo. Cuatro años más tarde se divorció de su primera esposa y contrajo matrimonio con la ex esposa del pintor Pablo Picasso, Françoise Gilot. En 1975 renunció a la dirección del Instituto para proseguir su labor investigadora en el ámbito privado.
KARY MULLIS
(1945- ) Químico estadounidense, n. en Carolina del Norte. Doctorado en ciencias por la Universidad de La Jolla (Calif.), es el creador (1983) de la reacción en cadena de la polimerasa -conocida por las siglas inglesas PCR-, para la reproducción masiva de copias idénticas de ADN. Este descubrimiento, de inmenso valor biotecnológico y como herramienta de investigación, le valió el premio Nobel de Química (1993), compartido con el canadiense Michael Smith, asimismo por investigaciones en el campo de la genética molecular. Mullis, que con sentido práctico patentó su idea y la proyectó a la industria, dirige la compañía californiana que comercializa el invento, obteniendo por ello multimillonarios beneficios. La PCR inspiró el argumento de la novela Parque Jurásico de Michael Crichton, llevada al cine (1993) bajo la dirección de Steven Spielberg.
GEORGES KÖHLER
(1946-95) Biólogo alemán, n. en Munich y m. en Friburgo. Realizó estudios de biología y filosofía en Friburgo y pasó luego a trabajar en el laboratorio de biología molecular de Cambridge, en Gran Bretaña. Dedicado desde 1976 a tareas de investigación en el Instituto de Inmunología de Basilea, en 1984 compartió el premio Nobel de Fisiología y Medicina con el británico Niels K. Jerne y el argentino César Milstein por sus trabajos de investigación sobre anticuerpos específicos.
LUIS LELOIR
(1906-87) Científico argentino, n. en París y m. en Buenos Aires. En 1932 obtuvo la licenciatura de medicina en la Universidad de Buenos Aires, y tras un año de trabajo en el laboratorio de bioquímica de la Universidad de Cambridge, volvió a Argentina para dedicarse a la investigación sobre la oxidación de los ácidos grasos en el Instituto de Fisiología de Buenos Aires. En 1943 emigró a los Estados Unidos, donde se dedicó durante dos años a la investigación en la Washington University y en el Columbia University's College of Physicians and Surgeons. De vuelta a Buenos Aires, recibió ayuda financiera privada y creó un Instituto de Investigación Bioquímica. Sus trabajos en diversos campos de esta rama científica le valieron recompensas de la Comisión Nacional de Cultura de Argentina (1944), de la Helen Whytne Foundation de Nueva York (1958) y el premio Benito Juárez de México (1967). La parte fundamental de los trabajos de Leloir la constituye el aislamiento de una enzima que fermenta la galactosa y a la que denominó cogalactowaldenasa, por producir en aquélla una inversión de Walden. Dicha coenzima, hoy llamada glucosauridindifosfato, fue sintetizada más tarde por el premio Nobel sir Alexander Todd, y Leloir demostró que intervenía decisivamente en la formación de glucógeno en el hígado, contra la entonces general opinión de que lo hacía, como ocurre in vitro, una fosforilasa actuando sobre la glucosa-1-fosfato. Los trabajos de Leloir arrojaron nueva luz sobre la acción de las enzimas y le valieron la concesión del premio Nobel de Química del año 1970.
MARTINUS BEIJERINCK
(1851-1931) Botánico y fitopatólogo holandés, n. en Amsterdam. En 1880 se sintió por vez primera interesado por la enfermedad común a varias solanáceas conocida como «mosaico del tabaco», interés que renovó cuando volvió a la vida académica en 1895 en la Escuela Politécnica de Delft. De 1898 data su comunicación en la que declaraba que el agente causal de esa enfermedad no era bacteriano y donde se habla por primera vez del virus filtrable autor de la misma. Identificó las bacterias simbióticas de las plantas leguminosas como indispensables para la fijación del nitrógeno atmosférico por las raíces.
MAX THEILER
(1899-1972) Bacteriólogo norteamericano, n. en Pretoria (Rep. Sudafricana) y m. en New Haven (Conn.). Tras estudiar en la Universidad de Londres, trabajó como ayudante de investigación en la de Harvard (1922-30). En 1930 recibió una asignación de la Fundación Rockefeller para preparar una vacuna contra la fiebre amarilla, vacuna que logró anunciar en 1937. En 1951 fue galardonado con el premio Nobel de Medicina y Fisiología.
ILYA ILYICH MECHNIKOV
(1845-1916) Bacteriólogo ucraniano, n. en Jarkov y m. en París. Estudió en las universidades de Jarkov y Wurzburgo. Nombrado profesor de zoología de la Universidad de Odessa en 1870, dimitió doce años más tarde para dedicarse a la investigación bacteriológica y patológica. En 1884 formuló la teoría fagocitósica de la inmunidad, explicatoria de la capacidad del cuerpo humano para resistir y vencer las enfermedades infecciosas. Tras dirigir el Instituto Bacteriológico de Odessa (1886-88), pasó al Instituto Pasteur de París, del que fue nombrado subdirector en 1895. Sus importantes descubrimientos sobre la sífilis prepararon el camino para que Ehrlich descubriera un tratamiento eficaz contra ella. Introdujo en terapéutica el empleo de los fermentos lácticos para modificar la fermentación pútrida en el intestino. En 1908 compartió con Paul Ehrlich el premio Nobel de Fisiología y Medicina por sus trabajos sobre la inmunidad. Entre sus obras se encuentran: Patología comparada de la inflamación (1893), La naturaleza del hombre (1903), La inmunidad en las enfermedades infecciosas (1905) y La prolongación de la vida (1908).
NIELS JERNE
(1911-94) Inmunólogo danés, n. en Londres y m. en Castillon-du-Gard (Fr.). Profesor emérito del Instituto de Inmunología de Basilea, en 1969 fue nombrado director del mismo. Es autor de tres teorías fundamentales para entender el mecanismo de respuesta inmunológica. Antes hizo estudios de esta materia en los Países Bajos y Dinamarca. En 1984 compartió el premio Nobel de Fisiología y Medicina con el alemán Georg J. Köhler y el argentino César Milstein por sus trabajos de investigación sobre anticuerpos monoclonales.
PARACELSO
(Philippus Aureolus Theophrastus Bombastus von Hohenheim; Ensiedeln, Suiza, 1493-Salzburgo, actual Austria, 1541) Médico y alquimista suizo. Hijo de un doctor, durante su adolescencia viajó por Europa y atendió a las universidades de Basilea, Tubinga y Heidelberg, entre otras. Sin embargo, siempre mantuvo grandes distancias con la enseñanza reglada de la época y cuestionó la autoridad de los textos clásicos a favor de una aproximación más «experimental» que atendiera el saber popular. Famoso por sus supuestas curas milagrosas, en 1724 se estableció en Basilea, donde su prestigio atrajo innumerables estudiantes de todo el continente. En sus clases, Paracelso exhortó a su audiencia a ignorar la herencia de Galeno y Avicena y a centrar los tratamientos médicos en la acción libre de los procesos naturales. En 1536 publicó su Gran libro de cirugía, que le procuró una todavía mayor notoriedad. Entre sus notables aportaciones a la medicina de la época cabe citar la primera descripción clínica de la sífilis, y, gracias a sus extensos conocimientos de química empírica, la introducción de nuevos tratamientos basados en sustancias minerales como el plomo o el mercurio.
LOUIS PASTEUR
(Dôle, Francia, 1822-St.-Cloud, id., 1895) Químico y bacteriólogo francés. Formado en el Liceo de Besançon y en la Escuela Normal Superior de París, en la que había ingresado en 1843, Louis Pasteur se doctoró en ciencias por esta última en 1847. Al año siguiente, sus trabajos de química y cristalografía le permitieron obtener unos resultados espectaculares en relación con el problema de la hemiedría de los cristales de tartratos, en los que demostró que dicha hemiedría está en relación directa con el sentido de la desviación que sufre la luz polarizada al atravesar dichas soluciones. Profesor de química en la Universidad de Estrasburgo en 1847-1853, Louis Pasteur fue decano de la Universidad de Lille en 1854; en esta época estudió los problemas de la irregularidad de la fermentación alcohólica. En 1857 desempeñó el cargo de director de estudios científicos de la Escuela Normal de París, cuyo laboratorio dirigió a partir de 1867. Desde su creación en 1888 y hasta su muerte fue director del Instituto que lleva su nombre. Las contribuciones de Pasteur a la ciencia fueron numerosas, y se iniciaron con el descubrimiento de la isomería óptica (1848) mediante la cristalización del ácido racémico, del cual obtuvo cristales de dos formas diferentes, en lo que se considera el trabajo que dio origen a la estereoquímica. Estudió también los procesos de fermentación, tanto alcohólica como butírica y láctica, y demostró que se deben a la presencia de microorganismos y que la eliminación de éstos anula el fenómeno (pasteurización). Demostró el llamado efecto Pasteur, según el cual las levaduras tienen la capacidad de reproducirse en ausencia de oxígeno. Postuló la existencia de los gérmenes y logró demostrarla, con lo cual rebatió de manera definitiva la antigua teoría de la generación espontánea. En 1865 Pasteur descubrió los mecanismos de transmisión de la pebrina, una enfermedad que afecta a los gusanos de seda y amenazaba con hundir la industria francesa. Estudió en profundidad el problema y logró determinar que la afección estaba directamente relacionada con la presencia de unos corpúsculos –descritos ya por el italiano Cornaglia– que aparecían en la puesta efectuada por las hembras contaminadas. Como consecuencia de sus trabajos, enunció la llamada teoría germinal de las enfermedades, según la cual éstas se deben a la penetración en el cuerpo humano de microorganismos patógenos. Después de 1870, Louis Pasteur orientó su actividad al estudio de las enfermedades contagiosas, de las cuales supuso que se debían a gérmenes microbianos infecciosos que habrían logrado penetrar en el organismo enfermo. En 1881 inició sus estudios acerca del carbunco del ganado lanar, y consiguió preparar una vacuna de bacterias desactivadas, la primera de la historia. La continuación de sus investigaciones le permitió desarrollar la vacuna contra la rabia, o hidrofobia, cuyo virus combatió con una vacuna lograda mediante inoculaciones sucesivas en conejos, de las que obtenía extractos menos virulentos. La efectividad de esta vacuna, su última gran aportación en el campo de la ciencia, se probó con éxito el 6 de julio de 1885 con el niño Joseph Meister, que había sido mordido por un perro rabioso y, gracias a la vacuna, no llegó a desarrollar la hidrofobia. Este éxito espectacular tuvo una gran resonancia, así como consecuencias de orden práctico para el científico, quien hasta entonces había trabajado con medios más bien precarios. El apoyo popular hizo posible la construcción del Instituto Pasteur, que gozaría a partir de entonces de un justificado prestigio internacional. En 1882 fue elegido miembro de la Academia Francesa.
PAUL EHRLICH
(1854-1915) Fisiólogo alemán que inauguró la era de la quimioterapia, n. en Strehlen (Silesia) y m. en Bad Homburg. Estudió en las universidades de Breslau, Estrasburgo, Friburgo y Leipzig. Doctorado en medicina en 1878, ingresó como ayudante en la clínica de la Universidad de Berlín, de la que en 1889 fue nombrado profesor auxiliar y al año siguiente catedrático de medicina interna. En 1896 pasó a ocupar el cargo de director del Real Instituto Prusiano de Investigaciones y Ensayos de Sueros, donde desarrolló sus métodos de tinción de los tejidos con anilina para estudiar las reacciones microquímicas a las toxinas. Fue el primero en investigar las vías del sistema nervioso, inyectando azul de metileno en las venas de conejos vivos. Obtuvo un extraordinario éxito experimental al tratar animales que sufrían la enfermedad del sueño con un derivado azoico. En 1904 curó un ratón infectado de tripanosomiasis, inyectándole en la corriente sanguínea el colorante actualmente conocido por rojo de trípano. También formuló la teoría de las cadenas laterales de la inmunidad, explicativa de cómo los receptores de la parte externa de las células se combinan con toxinas para producir cuerpos inmunes capaces de combatir la enfermedad. Aún es más conocido por su descubrimiento en 1901 del salvarsán y neosalvarsán (nombres comerciales de los específicos conocidos químicamente por arsfenamina y neoarsfenamina). El salvarsán representa el fruto de 606 experimentos para determinar el efecto de los compuestos arsenicales sobre las espiroquetas causantes de enfermedades como la sífilis y la fiebre recurrente. El neosalvarsán fue conocido durante mucho tiempo con el nombre de «Ehrlich 914» por tratarse del 914.º compuesto preparado por Ehrlich y su ayudante japonés S. Hata para combatir estas enfermedades. El investigador llamaba a estos específicos sus «balas mágicas» con evidente razón, ya que eran los primeros compuestos sintetizados que se usaban en la curación de las enfermedades infecciosas causadas por protozoos y animales similares unicelulares. Sus numerosas aportaciones a la inmunología se vieron recompensadas en 1908 con el premio Nobel de Medicina, compartido con Ilyá Mechnikov.
ROBERT BRUCE MERRIFIELD
(1921- ) Bioquímico estadounidense, n. en Fort Worth (Tex.). Estudió en la Universidad de California (Los Ángeles), fue investigador auxiliar en la Escuela Médica y docente del Instituto Rockefeller (1949-66) y desde 1966 ocupó la cátedra de bioquímica en esta institución, donde desarrolló una serie de trabajos sobre la síntesis de péptidos en la fase sólida de moléculas de aminoácidos y de proteínas que le valieron en 1984 el premio Nobel de Química.
ROBERT KOCH
(1843-1910) Bacteriólogo alemán, n. en Clauthal (Hannover) y m. en Baden-Baden. Estudió en la Universidad de Gotinga y, después de trabajar en el Hospital General de Hamburgo y en el Manicomio de Lagenhogen, desempeñó como voluntario la misión de cirujano militar durante la Guerra Franco-Prusiana. Más tarde, en Bomst, se dedicó al ejercicio de la medicina y a los estudios bacteriológicos. Su primera contribución a la nueva ciencia bacteriológica consistió en el aislamiento del Bacillus anthracis (1877), productor del ántrax. Seis años más tarde propuso un método de vacunación contra esta nueva enfermedad, frecuentemente transmitida al hombre por el ganado lanar y vacuno. También formuló cuatro postulados sobre la etiología de las enfermedades bacterianas y demostró la existencia de varias bacterias causantes de la infección de las heridas. Fue nombrado miembro del Comité Imperial de Sanidad de Berlín (1880), donde ensayó varios métodos para la filtración del agua y la desinfección por medio de vapor. En 1882 anunció el aislamiento del bacilo de la tuberculosis (bacilo de Koch). En 1883 visitó la India y Egipto como director de la comisión alemana para el estudio del cólera asiático y demostró que esta enfermedad tiene origen en el bacilo vírgula o vibrión colérico. Fue también el primero en observar el bacilo conocido con el nombre de Koch-Weeks, origen de una forma epidémica de la conjuntivitis. Recibió luego los nombramientos de profesor de higiene de la Universidad de Berlín, director de su Instituto de Higiene (1885) y, más tarde, del Instituto de Enfermedades Infecciosas de Berlín (1891-1904). En 1890 descubrió la tuberculina, de gran valor para el diagnóstico de la tuberculosis. En la última década del s. xix se dedicó al estudio de las enfermedades asiáticas (paludismo, lepra y peste bubónica) y las africanas (melanuria y fiebre de Rhodesia). En la Unión Sudafricana (1896) ideó un método de vacunación contra la peste bovina. Su última comisión le llevó al África Oriental Alemana, donde estudió la enfermedad del sueño (1906). Por su trabajo sobre la tuberculosis recibió en 1905 el premio Nobel de Fisiología y Medicina.
ROBERTO POLJAK
1954: Lic FCEN La Plata Solid State physics; 1956: PhD FCEN La Plata Solid State physics; 1957: Inst. Fisica Bariloche Physics; 1958-1960: Fellow, School for Advanced Studies MIT Crystallography; 1962: Assist. Prof of Biophysics Johns Hopkins School of Medicine; 1966: Associate Prof of Biophysics Johns Hopkins School of Medicine; 1972-1981: Prof of Biophysics Johns Hopkins School of Medicine; 1981-1992: Prof and Directeur de Recherche Institut Pasteur France; 1992-2000: Prof and Director CARB; 1972-1976: Career Research Development awardee USPHS; 1987: Jacques Monod Prize Fondation de France; 1989: Prize from the Louis Jeantet Foundation of Medicine, Geneva, Switzerland. Se graduó como Lic. en Física en 1954, en la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP donde se doctoró en 1956. Trabajó en el Instituto de Física de Bariloche. De 1958 al 60 fue becario de la Escuela de Estudios avanzados de MIT (Massachusset Institute of Technology) donde inició su especialización en cristalografía. Fue profesor de Biofísica en Johns Hopkins School of Medicine y posteriormente Profesor y Director del Recherche Institut Pasteur y finalmente, Profesor y Director del Center for Advanced Research in Biotechnology (CARB), Rockville, Maryland. Entre otros, recibió premios de USPHS (Healthy Lifestyles Program of the Commissioned Corps of the United States Public Health Service), de la Fundación Jacques Monod y de la Fundación Louis Jantet.
SANTIAGO RAMON Y CAJAL
(Petilla de Aragón, España, 1852-Madrid, 1934) Histólogo español. En 1869 su familia se trasladó a Zaragoza, donde su padre había ganado por oposición una plaza de médico de la beneficencia provincial y había sido nombrado, además, profesor interino de disección. En un ambiente familiar dominado por el interés por la medicina, se licenció en esta disciplina en 1873. Tras sentar plaza en la sanidad militar (1874), fue destinado a Cuba como capitán médico de las tropas coloniales. A su regreso a España, en 1875, fue nombrado ayudante interino de anatomía de la Escuela de Medicina de Zaragoza. Dos años más tarde, en 1877, se doctoró por la Universidad Complutense de Madrid; por esa época, Maestre de San Juan le inició en las técnicas de observación microscópica. Fue nombrado director de Museos Anatómicos de la Universidad de Zaragoza (1879) y más tarde catedrático de anatomía de la de Valencia (1883), donde destacó en la lucha contra la epidemia de cólera que azotó la ciudad en 1885. Ocupó las cátedras de histología en la Universidad de Barcelona (1887) y de histología y anatomía patológica en la de Madrid (1892). A partir de 1888 se dedicó al estudio de las conexiones de las células nerviosas, para lo cual desarrolló métodos de tinción propios, exclusivos para neuronas y nervios, que mejoraban los creados por Camillo Golgi. Gracias a ello logró demostrar que la neurona es el constituyente fundamental del tejido nervioso. En 1900 fue nombrado director del recién creado Instituto Nacional de Higiene Alfonso XII. Estudió también la estructura del cerebro y del cerebelo, la médula espinal, el bulbo raquídeo y diversos centros sensoriales del organismo, como la retina. Su fama mundial, acrecentada a partir de su asistencia a un congreso en Berlín y gracias a la admiración que profesaba por sus trabajos el profesor Kölliker, se vio refrendada con la concesión, en 1906, del Premio Nobel de Fisiología y Medicina por sus descubrimientos acerca de la estructura del sistema nervioso y el papel de la neurona, galardón que compartió con C. Golgi. En 1907 se hizo cargo de la presidencia de la Junta para Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas. Un año después de la presentación de la técnica del formol-urano por Golgi, desarrolló su técnica del oro-sublimado, con la que se obtenían mejores resultados. En 1920 renunció a la dirección del Instituto Nacional de Higiene y el rey Alfonso XIII autorizó la fundación del Instituto Cajal de Investigaciones Biológicas, que quedaría instituido dos años más tarde y al que Cajal dedicaría sus esfuerzos hasta su muerte, tras abandonar la docencia universitaria. Prueba de la intensa actividad que despliega todavía en este período es la publicación, en 1933, del trabajo titulado «Neuronismo o reticulismo», en la revista científica Archivos de Neurobiología, aportación que se considera su testamento científico. Ramón y Cajal fue el creador, además, de una importante escuela, a la que se deben contribuciones esenciales en diversos campos de la histología y de la patología del sistema nervioso. Entre sus discípulos españoles destacan J. F. Tello, D. Sánchez, F. De Castro y R. Lorente de No. Su labor gozó de un amplio reconocimiento internacional, que no sólo se circunscribe a su época.
SELMAN ABRAHAM WAKSMAN
(1888-1973) Microbiólogo de origen ruso, n. en Priluka, cerca de Kiev, y m. en Hyannis (Mass.). Adquirió la nacionalidad estadounidense en 1915 y se graduó en las universidades de Rutgers y de California. Incorporado a la primera de ellas como profesor de microbiología (1943), explicó la misma materia en la Estación Agrícola Experimental de Nueva Jersey, donde llevó a cabo investigaciones sobre microbiología del suelo y especialmente sobre aislamiento y naturaleza de los antibióticos (1939-50). En 1940, en unión de sus colaboradores, anunció el descubrimiento de la actinomicina, en 1942 el de la estreptotricina, en 1944 el de la estreptomicina, en colaboración con Albert Schatz, y en 1949 el de la neomicina. Para ayudar a la fundación de un instituto de microbiología, cedió a Rutgers todos sus derechos, excepto un pequeño tanto por ciento, sobre las patentes de la estreptomicina. En 1952 recibió el premio Nobel de Medicina y Fisiología. Escribió numerosos libros como Principles of Soil Microbiology (1927), Humus (1936), Microbial Antagonisms and Antibiotic Substances (1945), The Actinomycetes (1950), etc.
SEVERO OCHOA
(Severo Ochoa de Albornoz, 1905-93) Bioquímico español, n. en Luarca (Ast.) y m. en Madrid, el segundo español distinguido con un premio Nobel científico: Fisiología y Medicina (el primero fue Cajal, medio siglo antes, en 1906). Estudió medicina en Madrid, en una etapa febril de integración de conocimientos bioquímicos, y bajo la orientación del prof. Juan Negrín se centró en el metabolismo energético, con especial atención a las moléculas fosforiladas. Doctorado en 1929, pasó a Heidelberg a trabajar bajo Otto Meyerhoff sobre energética muscular. En 1931 casó con Carmen García Cobián, y el mismo año fue nombrado profesor ayudante de Negrín, que le apoyó ante la Junta de Ampliación de Estudios para que completara su formación en el Reino Unido y Alemania. De nuevo en Madrid, al estallar muy pronto la Guerra Civil, Ochoa aprovechó la coyuntura de 1936 para dejar España por ambientes más propicios a la investigación. Pasó por Alemania, luego estuvo en el Reino Unido, y en 1940 pasó a afincarse en los Estados Unidos (1941, Universidad Washington de San Luis; 1945, Universidad de Nueva York), donde el matrimonio Ochoa se naturalizó estadounidense en 1956. Por aquellos años había realizado investigaciones sobre farmacología y bioquímica,que le valieron la medalla Bewberg (1951). Para entonces la bioquímica había dado otro vuelco, convirtiéndose en biología molecular. En 1953 F. Crick y J. Watson propusieron para el ADN (ácido desoxirribonucleico) su modelo de doble hélice, y aunque no se veían por entonces las consecuencias prácticas, los ácidos nucleicos pasaron a primer plano. En 1955 Ochoa publicó, con la bioquímica francorrusa Marianne Grunberg-Manago, el aislamiento de una enzima del colibacilo que cataliza la síntesis de ARN, el intermediario entre el ADN y las proteínas. Los descubridores llamaron «polinucleótido-fosforilasa» a la enzima, conocida luego como ARN-polimerasa. En 1956, el norteamericano A. Kornberg, otro discípulo de Ochoa, demostró que el ADN se sintetiza igualmente mediante su polimerasa. Ambos compartieron el premio Nobel en su edición de 1959 por sus respectivos hallazgos, que supusieron un avance enorme, pues ya se podía atacar el desciframiento del código genético, como se hizo muy rápidamente mediante análisis estadístico de frecuencias, al modo como se descifran otros códigos y lenguajes desconocidos. Vista la utilidad de la doble hélice, Watson y Crick compartirían el Nobel de Fisiología y Medicina en 1963. Aunque para el gran público el nombre de Severo Ochoa se vincula a su trabajo sobre ácidos nucleicos y código genético, su investigación fue polifacética, dentro de una línea de rigor argumental. Estudió la fijación de CO2 por las plantas, avatares del fosfato en las fermentaciones, utilización de la glucosa (glucólisis), papel de la vitamina B1, oxidación del ácido pirúvico y cierre del ciclo de Krebs mediante la «enzima condensante» que se llamó de Ochoa. España quiso recuperar su magisterio, y al efecto en 1971 se creaba para él en Madrid el Centro de Biología Molecular. Jubilado de la Universidad de Nueva York (1975), en 1985 regresó definitivamente al país de origen, y en 1987 ingresaba en la Real Academia de Medicina, y fue nombrado presidente de la fundación Jiménez Díaz; pero el pronto fallecimiento de su esposa un año antes supuso un golpe psicológico irreversible. Así, sin merma de facultades, pero con la moral baja, llegaría a un deseado final, el 1 de noviembre de 1993. Cabe preguntarse si la operación Ochoa cumplió su objetivo. El sabio lamentaba la escasa inversión investigadora en España, una insignificancia en comparación con su patria científica, Estados Unidos. Pero no hay que olvidar que los grandes logros de Severo Ochoa, incluidos los que le llevaron al Nobel, se realizaron en centros modestísimos, con técnicas bastante simples; eso sí, en competencia frente a otros igualmente modestos, pero igualmente motivados. Es el ambiente intelectual,la masa crítica de equipos de investigación, la motivación, lo que hace posible el avance científico. Algo que Cajal soñó sin llegar a disfrutarlo, y que hoy, tal vez gracias al ejemplo de Ochoa, se asume en España.
GERTY THERESA CORI
(Gerty Theresa Cori, de soltera Radnitz; 1896-1957) Bioquímica checoslovaca nacionalizada estadounidense, n. en Praga y m. en Saint Louis (Mo.). Estudió en la Universidad Alemana de Praga, donde conoció a Carl Ferdinand Cori, con quien contrajo matrimonio en 1920. En 1922 ambos cónyuges emigraron a Estados Unidos y en 1947 compartieron el premio Nobel de Medicina y Fisiología con Bernardo Alberto Houssay por sus trabajos de investigación sobre el metabolismo de los hidratos de carbono y la influencia hormonal en la interconversión de azúcares y almidones en el organismo (ciclo de Cori).
CARL CORI
(1896-1984) Bioquímico checo, nacionalizado norteamericano, n. en Praga y graduado en la Universidad Alemana de esta ciudad (1920), y m. en Cambridge. En 1922 emigró a Estados Unidos, donde trabajó como bioquímico del Instituto del Estado para el Estudio de Enfermedades Malignas en Buffalo (N.Y.). A partir de 1931 explicó farmacología y bioquímica en la Universidad de Washington. Con su esposa, Gerty Theresa Cori, y Bernardo Alberto Houssay compartió el premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1947.
El material biográfico fue extraído de la Página de Internet Biografias y Vidas.
 
 

HOME ll MAPA ll DEPARTAMENTO: Autoridades ll Consejo ll Historia ll Memoria ll Institutos ll Concursos ll Novedades ll Homenajes ll Enlaces ll Seguridad ll Webmail ll DOCENCIA: Carreras ll Areas ll Asignaturas ll Docentes ll Divulgación ll Ambitos de  Estudio ll Seminarios ll Posgrado ll INVESTIGACION ll EXTENSION ll SERVICIOS ll CONTACTO